¿Y la sed?


Desaparece cuando son los días los que se van como agua, vuelvo a la escritura para dar fe de esto que sucede. Cuando la esperanza se materializó la ansiedad desapareció y con ella la sed. Hemos pactado para atravesar sin apuro por esta etapa trasparente y plena.

Voy sintiendo el asomo de mi estación favorita, yo solo podía renacer en otoño, esa es mi primavera. Me doy baños largos y caminatas también, hago espacio para ver a los amigos, y canto en voz no tan bajita. Esta mañana la clínica de hemodiálisis está sobre poblada pero no hay mal humor ni agobio porque estoy a nueve sesiones de cambiar el destino.

La báscula muestra la ausencia de la sed, estoy liviana y la felicidad no pesa. Qué lindo se siente estar esperanzada, estoy dispuesta a gozar al máximo el preámbulo. Estos son los días amables y yo me extiendo completa sobre ellos. 

Anuncios

4 pensamientos en “¿Y la sed?

  1. Gracias por compartir tu esperanza, todos aquellos que vivimos alrededor de esta epidemia nos llegan momentos de desesperanza, pensando que aquien màs amamos se nos escapa de las manos, con impotencia intentamos mantener la fe dia a dia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s