Usted está aquí

Ha sido una semana intensa, las emociones a tope, las subidas y también las bajadas, de eso se trata la vida supongo, pero es como si la mía se hubiera metido a un acelerador de partículas, y donde cada sensación, cada temor, cada sueño está siendo sometido a prueba.

Días tan transparentes que casi puedo atravesarlos, donde aunque el cielo espese la confianza en que aclarará no cesa. Está latente la posibilidad del trasplante en Estados Unidos, pero esto apenas empieza, de nuevo subida en el rally de conseguir estudios, de poner la lupa sobre cada pedacito de este cuerpo para que diga que está perfecto para lo que viene, de recorrer la historia clínica, de hacer el recuento de los daños, de analizar el saldo a favor y saber que la única obediencia posible es a seguir, neciamente, amorosamente, seguir y confiar.

No paramos, aunque sienta que casi todo va demasiado rápido, aunque a veces sienta que todo va muy lento, sigo avanzando a un ritmo constante. Hoy regreso del trabajo en Metro, necesito sentir esos contrastes entre trayectos, los enfrenones, el arranque, la velocidad y las pausas, después quiero caminar, anclarme en mis calles, sentirme apropiarme de este presente que es más hermoso de lo que nunca imaginé.

La tarde se pinta de gris casi azul marino y yo tengo todas las promesas para reconciliarme con todos los miedos. Un match perfecto: estoy aquí. 

Anuncios

2 pensamientos en “Usted está aquí

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s