Estoy lista y la vida lo sabe…


Las últimas 24 horas han sido como subirse a una montaña rusa. Anoche cené con mi prima Yuyi, quien se hizo pruebas de compatibilidad conmigo hace cuatro años porque quería donarme, pero a la hora de la prueba cruzada no fuimos compatibles, era el tiempo en que mis anticuerpos estaban muy altos, en esa época también mi primo Mario vino a ver si podía ser su riñón el que encontrara alojamiento en mi cuerpo y tampoco fue posible. Ayer platicando con Yuyi me dijo que si ahora que mis anticuerpos ya estaban más dóciles por qué no repetíamos la prueba, hoyo en la panza, agua en los ojos, el regalo de amor frente a mí de nuevo y aunque me temblara la voz y el cuerpo supe que estaba lista para tomarlo, nada perdemos con intentar, pensé, sentí… Le dije que sí, que hablaría con mi doctor para ver si podemos repetir los análisis.

Ya tarde le escribí a mi doctor Correa y me dijo que necesitaba revisar para ver si tenía sentido repetir la prueba de compatibilidad, quedamos de vernos la semana próxima para evaluar esta opción. No dormí pensando que tenemos una imagen de cómo deben ser las cosas y a veces llegan de manera completamente distinta, pero mientras lleguen, las maneras no importan, que era muy afortunada de tener tantísimo amor y entrega.

Esta mañana después de mi sesión, regresé a casa para dormir media hora antes de ir al trabajo, cuando me despertó una llamada, era el doctor Erik que me hablaba para algo de un trasplante, yo no entendía nada, pensé que era la “llamada” de Nutrición, después pensé que era alguien que había mandado Correa por lo que le había dicho de mi prima la noche anterior, hubo un segundo en que creí que estaba soñando.

Me explicaba que es parte de una asociación de Estados Unidos que se dedica a hacer posibles trasplantes entre gente no compatible mediante un algoritmo creado por un premio Nobel de Economía, http://www.rejuvenatehealthcare.com/ para que se intercambien los órganos, por ejemplo, swinger de riñones, una pareja que no es compatible encuentra a otra pareja que no es compatible y entre ellos intercambian los órganos, pero entre más involucrados haya más probable es encontrar órganos más compatibles y así disminuyen el tiempo de espera para encontrar un riñón y la probabilidad de éxito aumenta. Y que les interesaría estudiar mi caso para ver si soy candidata. Yo no entendía de dónde venía el milagro, pero estaba ahí frente a mí, una opción más. 

En eso llegó un mensaje de mi amiga Bárbara Anderson donde me decía que me iban a buscar porque ella les había hablado de mí, muchas cosas pasaban al mismo tiempo, se sincronizaron los relojes, el corazón se me salía, estaba sucediendo, una puerta más que se abría. Estaba en la “llamada” y yo me encontraba en disposición absoluta a responder a lo que llama, a lo que alumbra, a lo que ilumina.

Tengo cita con ellos el viernes 24 para analizar mi expediente. Hoy he caminado mucho para acomodar las ideas, para dejar que la esperanza me haga suya, para dejarme abrazar por la fe en lo que viene. No tengo claro de cuál de todos los frentes llegará mi riñón, pero sí sé que ya está aquí y yo para él. Así este día en que la vida deliciosamente me sorprende y yo tiemblo de gratitud infinita.

Anuncios

3 pensamientos en “Estoy lista y la vida lo sabe…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s