El arte de la antesala

Siempre que viajo me gusta llegar mucho antes al aeropuerto, evitar la fila, no correr, odio apresurarme. Tomarme mi tiempo para vaciar la bolsa, escoger una sala vacía y esperar mientras veo alzar vuelo a los aviones.

Me relaja ese constante despegar y aterrizar, como si me fuera devuelto un equilibrio. Leo, escribo, miro, invento historias. Juego a que espero un avión hacia un destino absurdo y que no tengo boleto de regreso.

Voy a mi puerto, solo dos días, pero eso basta para inundarse de ese mar, tan necesario. Miércoles de confiar y dejar que lo cierto se deslice como una caricia.

Anuncios

Un pensamiento en “El arte de la antesala

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s