La generosidad y lo desconocido

  

Han sido unos días hermosos, de muchos trayectos, todos los posibles, porque sé que este jueves empieza una nueva etapa, la de la espera. El fin de semana fue uno de los mejores, fuimos de viaje con Nathán a Veracruz, los tres mosqueteros, Nathán cantaba y bailaba y disfrutamos tantísimo nadar juntos, jugar, llenarnos de sol, estábamos ahí plantados a mitad de la casa de mi mamá con el único propósito de ser felices. Luego vinieron esas horas en la cama de mi mamá con mi hermana, viendo fotos, reconociéndonos en esas que éramos, extrañando y prolongando desde la imagen los abrazos de mi papá. Esa complicidad que siempre alivia, la de mi cofradía.


Anoche Cuau y yo estamos exhaustos, muchas emociones, mucho ir y venir en muy poco tiempo, decidimos ver una película que ya habíamos visto antes y yo no recordaba “Todo sobre mi madre” de Almodóvar, el personaje principal es una coordinadora de transplantes y en la primera escena están procurando un órgano (es decir retirándolo del donante) y después hay una frase que dice en dos momentos de la película que es algo así como “siempre he dependido de la generosidad de los desconocidos”, me queda como eco muy dentro, me cuesta ver algunas situaciones que pasan en la pantalla. No puedo evitar pensar que el riñón que me toca vive dentro de alguien más que ni imagina que su partida dará vida.


Por la mañana, justo antes de salir al trabajo, Cuau pone una peli mientras termina de vestirse, yo no pongo mucho atención, él sale corriendo y deja la tele prendida, antes de apagarla, saco las toallas del clóset para meterme a bañar y de repente el personaje de esa otra película repite la frase, tres veces en menos de 12 horas oigo hablar sobre la generosidad de los desconocidos.


El jueves por primera vez iré a dejar mi sangre para que la prueben con cada desconocido cuya familia nos está regalando la lección más grande de generosidad, es real, va a suceder, está sucediendo, el milagro es ser conscientes de esta bondad que todavía habita en este mundo a pesar de los nubarrones que de cuando en cuando nos confunden. Hoy no me pienso apartar ni por un segundo de mis instantes plenos y de esta confianza que me da lo que viene.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s