Los jueves al sol

2015/01/img_5915.jpg

Anoche soñé con París y el departamento de Marion en Montmartre, no recuerdo mucho más solo descubro una acumulación de sensaciones que me hacen despertarme con un buen humor que se desborda… Los regalos oníricos.

Tenía una racha donde lo que habitaban esas horas de la noche era una recreación de sesiones fallidas, la máquina se había adueñado también de la duermevela, entonces hoy al abrir los ojos sabía que lo mejor de estar en París en ese sueño es que no tenía la angustia de ir a ningún lado a conectarme para poder seguir, era libre como en esos días antes del diagnóstico, pero aún mejor porque me sabía dueña de un órgano nuevo.

Este jueves se asoma hermoso, el sol se adueña de la cama, me gusta verme en el espejo y ver como mi cabello crece creando la ilusión de ser una versión de la que suelo ser en los días felices. Así este día en que dejo atrás los encuentros fallidos en mi clínica, en que elijo no quejarme y solo acurrucarme en ese espacio cálido del recuerdo de los viajes y la certeza de que pronto regresaran las caminatas erráticas en ciudades nuevas. Y no puedo evitar sonreír por la dicha de poderme poner a salvo al compás de la memoria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s