Lo que es arriba es abajo

20140413-130336.jpg

Séptimo día de un semana donde la sed me muerde el cuello, las manos, la lengua y me hace ir necesitada de agua de un lado a otro.

Hoy fuimos a dejar a Cotita a la terminal de autobuses, nos dijo adiós de nuevo. Bromeamos con eso de que solo viene para ir al hospital. Semana de altibajos donde el miedo y el desgaste son tantos que no queda espacio para escribir lo que sucede.

Descubro que así como confío que las buenas noticias llegan en jueves, para mí la pesadilla se llama martes. Mi transplante fallido fue martes y las hospitalizaciones la mayoría han sido en ese día.

El martes de esta semana vuelve a rondarme la posibilidad de regresar al hospital. Voy a la consulta rutinaria con nefrología pero esa mañana amanezco con la pierna izquierda inflamada (yo esperaba que se deshincharía sola al día siguiente) y el doctor al verme me dice que tengo que ir a Urgencias porque puedo tener un segundo trombo, es un caso raro pero puede ocurrir.

Les suplico no me manden a Urgencias, eso es tierra de nadie, el peor lugar del Hospital de Nutrición, puedes estar ahí 10, 11 horas y nadie te dice nada. En Urgencias te vuelves transparente, no existes…

Necesito un ultrasonido Dopler para descartar la existencia de un trombo nuevo. Espero dos horas y media para pasar a una nueva valoración con un médico que seguramente fue de los mejores promedios de su generación y que fue aceptado en Nutrición para su internado apenas y se le nota la torpeza de alguien formado en los libros, que desconoce mi historia clínica y quiere que se la repita para llegar al diagnóstico de mis médicos especialistas. Me saca de quicio lo absurdo de la situación.

Tendré que esperar otras tres o cuatro horas para que me hagan el ultrasonido. La sala de espera está llena de pacientes y sus familiares, todos tienen horas esperando y esperando. Hay una joven con un ipad haciendo una encuesta del servicio que se presta en Urgencias. Oigo las preguntas que le hace a la mujer junto a mí. Por sus respuestas sé que espero más de una hora, que el médico no le explicó sus derechos, ni el diagnóstico ni tampoco se lavó las manos antes de revisarla y a pesar de eso cuando le dicen que califique el servicio de Urgencias de 0 a 9, le da un 9… Me pregunto por qué, por qué la gente no exige un buen servicio en el tema salud. Pido contestar la encuesta, obviamente lo califico con 0.

Decido ir a Médica Sur a que me hagan el estudio, porque la diferencia de precio entre el costo para mí en Nutrición y Médica Sur son 200 pesos. Y la diferencia en el servicio es abismal. Dos horas y media después regreso a Nutrición con la interpretación y un disco con las imágenes donde no aparece nada. La doctora que autorizó me fuera a hacer el estudio en Médica Sur, me pregunta cuánto me costó (convencida de que soy una tonta por pagar “tanto”), le digo el precio y le informó que es casi lo mismo que me hubiese costado ahí (en Nutrición cobran por niveles, es trabajo social quien define, de acuerdo a un estudio socioeconómico a qué nivel perteneces) porque tengo el nivel 7. Nutrición podrá ser el mejor hospital de México, pero el área de Urgencias es lo peor que hay.

Ya con el estudio donde dice que no tengo nada no me dejan ir. Desesperada le hablo al doctor Sierra para que abogue por mí. El reloj marca las 10:40 de la noche y Cotita y yo seguimos en Urgencias.

El doctor Sierra habla con los médicos de Urgencias, les explica mi caso y por fin nos dejan partir. Odio Urgencias y los martes.

El pie sigue hinchado, me mandaron medias de compresión, el caminar volvió a ser lento, pero la felicidad se desbordó al saberme libre y que me escabullí de la hospitalización.

Cotita y yo disfrutamos los días siguientes como dos niñas de pinta. Ese martes en la sala de espera me dejó exhausta pero seguí, sin parar los días siguientes, así hasta hoy, en que miro los zapatos azules como el cielo y sé que es hora de volver a la escritura para mantener a raya la sed…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s