Reconociéndome

20140311-103828.jpg

Y de repente llegó el agotamiento, la necesidad de silencio y de dormir a horas inusuales. Quedarme sin escribir para asimilar esos 22 días, dejar las teclas para esa energía enfocarla en ponerme de pie.

Unos cuantos pasos me requieren después una buena siesta, volver a echar andar esta maquinaria lo absorbe todo y después de recorrer la casa de la recámara a la cocina varias veces (nunca las suficientes) me tumbo en cama y no puedo pensar solo veo como la luz cambia sobre la pared roja del patio.

Hay todavía resabios de dolor en el cuerpo y también en el alma. Me voy acostumbrando de a poco a esta que soy yo, recorro con la punta de los dedos mis nuevas cicatrices, entiendo que estos zurcidos me salvan pero en esta etapa es duro verse tan llena de remiendos, confío en que el tiempo terminará por integrarlos y no los sentiré como un tropiezo en la piel.

En el lado derecho aún habita el catéter, por ahí Cuau me pone el antibiótico que derrotará la bacteria. No me gusta verme el pecho parchado, pero empiezo a saber quien es la del espejo y mi mirada despacito vuelve a ser la de antes.

Este es el espacio para recuperarme, para reconstruirme, para amarme, para aceptar y digerir esos días oscuros y disfrutar ese sol que empieza a iluminar este tiempo nuevo. Estoy llena de claroscuros y es el momento de reconocerlos para que sepa navegar aun en el límite.

Anuncios

8 pensamientos en “Reconociéndome

  1. Me enseñas tanto de la vida que no sé si pueda asimilar toda la belleza y el amor que tú, Cuau, tu madre y tu familia pueden dar. Abrazo y beso,

  2. Es increible, acabo de leerte y me ha llegado en el momento preciso, no podria expresar mejor mi sentir ahora mismo. Transplantada hace 10 años, y ahora mismo en el hospital llena de cables y antibioticos por culpa de aun no se que sera. Dicen que una bacteria pero aun no es seguro, lo unico seguro es que hay una lesión en el cerebro que no saben aun que es, para cuidar mi riñon cortizona por un tubo que me ha inflado como un globo, me cuesta verme en el espejo y reconocerme. Necesitare ese espacio para recontruirme y que mi mirada vuelva a ser la de antes. Pero estoy segura que todo saldra bien y lo lograre.
    A sido un gran placer leerte
    Gracias!!!

    • Tathiana, que generosos espacios crea la escritura, uno donde desde los días oscuros alumbramos el camino de otro y ese otro a manera de espejo ilumina el nuestro. Malditas bacterias, pero estoy cierta que nosotras somos más fuertes y las venceremos. Claro que lo lograrás y me contagias esa certeza y entonces sé que también lo lograré. Gracias todas por tu determinación que me hace no perder el foco. Beso grande

  3. Marisol es bonito ver como una mujer como tu, que es fuerte, y que no se rinde échale muchas ganas, se que vas a poder con todo esto, y tienes muchas personas que te rodean que te quieren y con el amor y cariño te ayudaran a salir adelante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s