A solas

20140305-200837.jpg

Hoy se fue de regreso mi Cotita para Veracruz, ella que se creció ante la adversidad y estuvo para mí 24 horas, que no comía, que dormía profundamente pero que bastaba que yo dijera en voz bajita “mami” durante la noche y se ponía de pie de un brinco sin que importaran sus rodillas, me hace saber que soy la más afortunada por tenerla y la quiero más que a nada en el mundo, agradezco su amor y su paciencia, sin sus cuidados ahora no podría estar intentando el pasito tun tun.

Así que ayer que vio que ya podía ir deteniéndome de la silla de ruedas de la cama al baño, me preguntó si podía ir unos días a mi puerto a ver sus pendientes, porque venía por un fin de semana y se quedó un mes, yo le dije que claro, aunque en el fondo sentía un hueco en la panza, ¿podría librarla sin ella?

Así amanecí este miércoles de hemodiálisis, sabiendo que al regresar no la encontraría. Temerosa de si el dolor se dispararía durante la sesión. Un bote de basura hizo la diferencia, me lo pusieron a manera de banquito donde poner los pies y las heridas aguantaron mejor. Una hora antes de terminar pedí me subieran las piernas y el dolor nunca llegó, salí sonriente.

Cuando Cuau y yo llegamos a casa ya estaba Amparito, la señora que nos ayuda al quehacer esperándonos. Vendrían unos amigos de Cuau a comer, así que Amparito y yo nos apuramos. Disfruté cocinar desde el banquito porque la silla de ruedas roba mucho espacio, recuperar mis sabores.

Después recibí un masaje de reflexiología facial, una delicia, regalo de mi amiga Ana, mi cuerpo ha sido tan maltratado que es hora de mimarlo, acariciarlo, tocarlo suavemente para que sepa que no todo en esta vida es sufrimiento, y lo va entendiendo, lo veo en la manera en que saca fuerzas para verse entero lo más pronto posible.

Cuando Silvia, quien me dio el masaje, y Amparito se fueron, me quedé sola por primera vez en muchos días, amé el silencio, confíe en mis extremidades, me hice bolita y me dormí profundamente, descansé cómo no recuerdo hacerlo desde antes del hospital. Al despertar la noche se había metido por los rincones, pero me sentía libre como esa vez cuando estás dejando la niñez y los papás te confían la casa…

Este es el regalo de mitad de la semana, sigo entrenándome en la posición vertical aunque duela y no me detengo por nada, las caminatas hoy parecen más ciertas y cercanas…

Anuncios

2 pensamientos en “A solas

  1. Hola Marisol buenos dias, espero que todo bien, ya no he visto mas continuacion de tu diario, esperando sea solo un espacio de descanso, y esperado que todo este bien

    saludos!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s