Los otros médicos

20140217-084027.jpg

El sábado llega la enfermera y me inyecta un anticoagulante y empiezan a hacerme prueba de glucosa tres veces al día.

La doctora Olinka, que fue a quien dejó mi doctor Correa a cargo porque él estaba de viaje, me aseguró que en Nutrición estaría igual o mejor atendida médicamente que en Médica Sur. La realidad es que la doctora Olinka no se ha parado por mi cuarto en todo el fin de semana, mientras que en Médica Sur todos los días iba o hablaba por teléfono, quiero que ya vuelva mi doctor, regresa esta noche, porque en él sí confío. Y dadas las circunstancias necesito tener alguien en quien confiar.

El sábado le mando un mensaje a la doctora Olinka preguntándole por qué el anticoagulante y la glucosa, me dice que seguro los residentes están estresados, que va a hablar con ellos, pero no me aclara las razones para que me estuvieran haciendo esos procedimientos.

Le mando mensaje a la doctora Oyuki de la clínica, quien me dice que sin tener el contexto completo supone que es para evitar trombos por la falta de movimiento y me explica que es una heparina distinta a la de hemodiálisis.

En eso estoy cuando llega el doctor Tapia, médico de guardia, y con un tono entre burlón y enojado me dice que viene a explicarme por qué me están poniendo anticoagulante y lo de la glucosa, al final remata con un “no sé si tengas idea en que hospital estás”, en entrelíneas puedo leer “¿cómo te atreves a cuestionarnos?”.

Le contesto “claro que sé en que hospital estoy y entiendo que es un privilegio, pero tengo derecho a preguntar”… Y me dice “es que no entiendo por qué la desconfianza”. Le explico que soy editora, que me pagan por desconfiar, que desconfiar no está mal y que todos, todos podemos cometer errores. Sigue oyéndome con su mirada burlona.

Sé que no soy un paciente fácil, tal vez ni siquiera un ser humano sencillo de entender, pero algo que me gusta y admiro de mi doctor Correa y creo que eso lo hace el mejor de los doctores, es esa capacidad de escuchar a su paciente, de verlo como un igual, con capacidad intelectual suficiente para aportar algo.

Lo único que queda es rogar para que no todos los doctores en Nutrición tengan el ego y la confianza tan desmedidos, porque a mayor confianza mayor el riesgo de que el error se cuele.

Anuncios

5 pensamientos en “Los otros médicos

  1. Yo me atengo al dicho, “no hables de lo que no sabes”, pero lo complemento, “de lo que no sabes pregunta y de lo que sabes hablalo como si quisieras que los demás te entiendan”. Hablar no sólo es desahogo, la indolencia de la cual deben cubrirse los oidos de los médicos para no no sufrir con el quejido de sus pacientes muchas veces afecta su capacidad de escuchar más allá del dolor. No todo es confianza porque la única certeza en el la efermedad es que lo humano es falible, que nubla el razonamiento y que la paciencia es una virtud recíproca.
    Me consta por otro lado que Nutrición es un hospital confiable, en la medida en la que puede confiarse en un hospital. Encuentro en él enfermeras amables y cálidas, pulcritud y eficiencia en sus servicios. Hay médico sumamente jóvenes y eso, a medida que uno envejece, es razón suficinete para dudar; sé por experiencia que la juventud, a pesar del talento, es una época para errar y aprender.
    Tuvimos por años debajo de nuestro piso a un grupo de médicos practicantes, todos ellos jovensísimos; las pocas interacciones en que coincidimos me mostro que la juventud y el trato humano no van necesariamente de la mano; hay na brecha que media el sentido común y la empatía. Nada es garantia, aún la confianza ciega aguza el oido para no caer.

  2. yo no hablo… yo grito y me vale! así que hermanita! ya sabes! si necesitas que vaya a gritarle a dos que tres doctores, enfermeras, residentes etc. usted nada mas me manda mensaje y ahí estoy! aaah y también si necesita mas frappe 😉 te amo hermanita!

  3. Dile a ese hombre que me marque jajajajajaja, y yo lo pongo en su lugar. Y de paso a la doctora Olinka por no haberte visitado el fin de semana, ¡qué se cree!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s