Antibiótico y poesía

20140115-163951.jpg

Miércoles con la energía más bien mermada, apenas suficiente para contestar mails y agendar próximas reuniones, pero el alma palpitante y dispuesta a ayudar al cuerpo a encontrar su rumbo.

Ayer se despide de la vida Juan Gelman, poeta argentino que vivía en México, de esta partida lo que me queda es un muro de Facebook lleno de fragmentos de su obra, lo releo desde los ojos de los amigos que postean sus letras y desde ahí Juan me respira cerquísima.

En particular su poema “El juego en que andamos” me acompaña este día en que el frío no se calla: “Si me dieran a elegir, yo elegiría/ esta salud de saber que estamos muy enfermos”… Con esta frase como amuleto me dispongo a abrir los resultados de los análisis, todo dentro de rango, bacteria detectada y el medicamento es el correcto.

La batalla es a la hora de tomar el antibiótico, de inmediato vienen las arcadas y cuesta mantener en el estómago casi cualquier cosa. Detesto los antibióticos, aunque la doctora Flores diga que son de los buenos, a mí me caen como los peores. Mientras encuentro mi punto de equilibrio la segunda parte del poema me sostiene: “Si me dieran a elegir, yo elegiría/este amor con que odio,/esta esperanza que come panes desesperados.”

Recuerdo los días prediagnóstico, el médico general había dicho que tenía una infección de riñón muy fuerte y me mandó antibiótico, durante tres días y noches lo vomité todo, pero no quería ir al hospital, temía que si iba me quedaría ahí o algo terrible pasaría, y no andaba tan errada, entonces creo que mi malestar con el antibiótico está muy ligado a los malos recuerdos, así que no queda más que tratar de llegar a un pacto con la memoria a ver si la reacción es menos violenta la próxima vez.

Mientras aprendo a jugar este juego en el que andamos, llenándome la casa de letras y letras y los ojos y las manos y el estómago hasta que no quede un lugar libre para que el temor se cuele.

Les dejo el poema completo, porque es bellísimo.

El juego en que andamos

Si me dieran a elegir, yo elegiría
esta salud de saber que estamos muy enfermos,
esta dicha de andar tan infelices.
Si me dieran a elegir, yo elegiría
esta inocencia de no ser un inocente,
esta pureza en que ando por impuro.

Si me dieran a elegir, yo elegiría
este amor con que odio,
esta esperanza que come panes desesperados.

Aquí pasa, señores,
que me juego la muerte.

Juan Gelman

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s