Lo frágil

20140113-123038.jpg

Cuando las fuerzan merman cuesta mantener el ánimo. Voy y vengo como en montaña rusa. Espero lo peor haya pasado. Ya no hay frío, solo una debilidad absoluta…

El sabor del antibiótico hace que la náusea regrese, no me gusta tomar medicamentos, quiero solucionar cualquier dolencia a la usanza de mi mamá: con trapitos húmedos en la frente o en el estómago.

Tengo reunión de trabajo a las 4:30, tengo 3 horas para reponerme, me niego a seguir cancelando mi vida. No me rindo aunque el cuerpo se ponga necio de cuando en cuando.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s