El mar (eo)

20140110-115509.jpg

Viernes de sentirse en alta mar, sesión casi perfecta, pero al final un frío que viene de muy dentro delata la baja de presión, faltan 11 minutos para que me desconecten, intento aguantar…

No me siento tan mal, me riño y me digo “tengo que aprender a parar antes de ponerme en riesgo”… Pido que me desconecten, logro que no haya calambres, que la presión se mantenga, el único remanente de la última sesión de esta semana es esa sensación de no tocar tierra, de aventurarse a caminar en un vaivén constante.

Me acostumbro a esta languidez, no me detiene, desde la cama tecleo y arreglo el mundo. Vuelvo a agradecer la tecnología, que me permite tener reuniones a distancia, seguir tan independiente como toda la vida, que hace que pueda continuar activa aunque las extremidades se confundan…

Mientras tenga mis conexiones, el mundo, mi mundo, gira a buen ritmo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s