Tras bambalinas

20131211-121827.jpg

Hoy desperté muy temprano para llegar a hemodiálisis antes de las 6 de la mañana, la razón: tenía junta de estatus con la gente de España a las 10:30, regularmente esta junta la tengo los jueves, pero por cuestión de los brindis navideños no podía ser mañana, así que tenía los minutos contados para salir corriendo y llegar a conectarme con ellos.

Sonrío al descubrir el peso de la palabra conexión en mi vida, si cualquiera de mis conexiones fallaba estaría en serios problemas.

Es como si el cuerpo supiera que si tengo agendadas reuniones tiene prohibido dejarse consumir por la debilidad, es muy profesional en eso, resiste, me sostiene, mantiene su presión, casi nunca se acalambra, la adrenalina de tener el tiempo cronometrado para poder llegar es un shot de vida, estar en la clínica es circunstancial y lo que importa es mi papel en la escena siguiente.

Lunes y miércoles que son días muy activos laboralmente, la insuficiencia rara vez me doblega, pero el viernes que tengo menos juntas y supongo me relajo, el organismo cede, hay mayores probabilidades de hipotensión y la debilidad aflora, así mis ritmos semanales, así me gusta cuando voy negociando tener espacios cada vez más amplios donde no reine la enfermedad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s