Los planes

20131122-124608.jpg

De alguna forma decidí darme lo que resta del año sin entrar en las complicaciones de pruebas de compatibilidad. No puedo saber si tendré un transplante pronto o si tendré alguno, pero lo que sí ya estoy haciendo es investigando las opciones para viajar.

Así me entero que existe una agencia de viajes francesa dedicada a pacientes en hemodiálisis. Que hay cruceros con máquinas, enfermeros y doctor a bordo, ¡bendita sea la ciencia! Por primera vez en mucho tiempo tengo un deseo más fuerte que querer un riñón y con la ventaja que eso que deseo es viable.

Me salta el corazón con la emoción de la nueva meta: un viaje en barco. Hay un propósito para ahorrar y para poner el cuerpo a tono. Alguien dentro de mí canta y baila: “En el mar la vida es más sabrosa…”

Empiezo a ver como se gesta la travesía, me tengo miedo cuando una idea se mete en mi cabeza con tanta claridad. La necedad puede ser mi carta a favor, veremos que trae la vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s