La evasión

20130917-203004.jpg

Regreso de terapia, trabajo el círculo vicioso miedo-evasión-descuido-y de regreso al pánico.

Si dejo de fugarme en paisajes acepto que este septiembre me está costando trabajo, acepto que por sobre todas las cosas quiero seguir viva, que me asusta cuando sé de una muerte cercana.

Soy la reina de la evasión, nado, imagino, leo, canto, bailo y así juego a las escondidas con el miedo. Siempre pongo mi mejor sonrisa cuando me preguntan como va todo, antes de que el escalofrío me recorra me inyecto raciocinio y encuentro una explicación coherente a casi cualquier cosa.

Pero la verdad es que llevo varias noches despertando sobresaltada, que el insomnio me ha estado hincando el diente, que mientras escribo me ronda la angustia de pensar que en algún momento tendré que volver al hospital y tengo que estar lista para ello.

En mi huída he dejado de lado análisis y exámenes, me descubro instalada en ese espejismo que sé ya no me funciona “si no lo nombro no pasa”…

Por ahora no hay un riñón para mí, pero debo empezar a preparar el espíritu para cuando eso pase, debe dejar de temblarme el cuerpo, de paralizarme el pánico a lo que viene, debo empezar a entrenar en eso que llaman confianza, debo disponerme a diseccionar mis miedos, conocerlos en su esencia más íntima y no hacer como si no existieran, porque algo me dice que de eso depende que lo que se perfila esta vez tal vez sí tenga un final feliz.

Anuncios

2 pensamientos en “La evasión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s