El círculo vicioso

20130911-083920.jpg

Esta semana no he podido llegar a mi peso seco, el viernes me fui con 1.2 litro de más, después de mi episodio con calambre y presión baja incluida.

Si estoy feliz me olvido de cuidar el agua, si tengo reuniones con amigos el espejismo de que todo está bien me hace servirme un vaso y otro, me prometo que al día siguiente me cuidaré, pero eso no pasa.

Estoy atrapada en esta adicción al líquido. Soy bebedora social.

A la mañana siguiente, cuando me miro al espejo y me descubro hinchada, me veo fea, aparece la tristeza, la culpa, el enojo y llega de nuevo la sed.

Hay días así, en que trato de crear alguna forma de romper esta inercia, saltar y destruir el círculo. Aún no encuentro cómo, mientras escribo…

Anuncios

2 pensamientos en “El círculo vicioso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s