La normalidad

20130829-080108.jpg

La semana pasada por primera vez olvidé que había ido a hemodiálisis. La máquina dejó de ser la protagonista de mi día. Al llegar la noche no recordaba si había sido a la clínica, así como a veces olvidamos si nos lavamos las manos de tan automático y cotidiano que es el asunto.

Cuando me percaté, sonreí, había recuperado parte de mi “normalidad”.

Es jueves, mi día favorito, tendré que ir a hemodiálisis por la tarde, pero esta mañana mi atención está en la entrevista que tengo que hacer en una hora y en la promesa de un nado que me ponga de nuevo al centro de la felicidad.

Anuncios

2 pensamientos en “La normalidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s